Tarot de la Pasión

Tarot de Marsella


El conocimiento de los símbolos y los personajes del Tarot de Marsella nos introduce en una de las vías más cercanas a la tradición milenaria de occidente, a través del uso y la interpretación de las cartas que son reflejo de los arquetipos universales.

El Tarot de Marsella nos invita a un largo viaje, por un mágico universo que está mas allá del tiempo y del espacio. Es preciso habituarnos a conocer cada una de las cartas por separado y luego estudiar sus combinaciones. A medida que avanzamos, nos vamos introduciendo en el misterio que estas cartas transmiten.

Ante todo es preciso pedir permiso al Tarot para formular nuestra pregunta. Si queremos hacer uso de los arcanos mayores, deben consultarse al mismo tiempo los arcanos mayores y los menores. Hay una ley muy importante en relación al uso de las cartas: todo aquello que viene a nosotros, es decir, lo que existe en forma latente sea relativo al trabajo, al amor o a la salud, debemos preguntarlo entre la luna nueva y la luna llena.

La consagración de una baraja de cartas es una operación que reviste algo de magia, por lo cual se establece un vínculo entre su propietario y las entidades que rigen sobre este sistema adivinatorio. Consagrar una baraja equivale a ponernos en contacto con la espiritualidad que hay en él.

El Egregor del Tarot de Marsella, al ser muy poderoso, nos permite comunicar a través de las imágenes y símbolos, con aquellos que fueron sus creadores. Los 22 arcanos mayores representan cada uno una Ley y un estado alquímico. Los arcanos menores están en correspondencia con principios semejantes a fuerzas ciegas, cuyos efectos se hacen sentir en el plano material.

Cuatro de los arcanos mayores del Tarot de Marsella corresponden, para cada individuo, a su fecha de nacimiento, las metas que desea alcanzar y lo que debe reflexionar. Un quinto arcano, que resulta de sumar los valores de los cuatro primeros, representa el cumplimiento de todos los dones recibidos en aquellos. El conocimiento de estas etapas en el camino de nuestra vida nos permitirá llegar a la meta con más felicidad.

Para calcular la línea de la vida, tomaremos el nombre y primer apellido, y la fecha de nacimiento. Algunos autores llaman a ésta numeración del alfabeto la “rueda de Pitágoras”.

Los arcanos mayores en el Tarot de Marsella se dividen en 3 grupos:

1- Simbolismo: láminas, simbolismos, postura de los personajes vestidos y objetos. La derecha y la izquierda se referirá siempre a la de los personajes, no a la nuestra.

2- Aspectos prácticos: es donde se da el significado de cada arcano en la vida corriente y también su sentido si la carta se encuentra en sentido invertido. Si esto ocurre se traduce como un debilitamiento de su fuerza positiva.

3- Correspondencia cabalística: la correspondencia aclara siempre las cartas de una manera sorprendente. En los sueños adquiere suma importancia.

Leyes que gobiernen los arcanos mayores:

EL MAGO: ley de la voluntad

LA SADERDOTISA: ley de atracción

LA EMPERATRIZ: ley de vibración

EL EMPERADOR: ley de realización

EL PAPA: ley de inspiración

EL ENAMORADO: ley de libre elección

EL CARRO: ley de responsabilidad

LA JUSTICIA: ley de causa y efecto

EL ERMITAÑO: ley del conocimiento

LA RUEDA DE LA FORTUNA: ley de los ciclos

LA FUERZA: ley de la acción absoluta

EL COLGADO: ley de la compensación

EL LOCO: ley de transformación

EL DIABLO: ley de género

LA TORRE: ley de equilibrio

LA ESTRELLA: ley de vida

LA LUNA: ley del ritmo

EL SOL: ley de polaridad

EL JUICIO: ley de reencarnación

EL MUNDO: ley de la correspondencia

EL ARCANO SIN NOMBRE: ley de transformación.

El simbolismo de los colores

El amarillo es el color de la inteligencia. El rojo simboliza la acción. El verde representa a la vitalidad, el blanco a la pureza, el negro es positivo para el nivel material.

Las estrías son un símbolo de las vibraciones materiales o espirituales. Están relacionadas con el movimiento vital. Cuando el paisaje es ondulado o montañoso, indica la importancia de los caminos espirituales en ese arcano y es símbolo contemplativo.

Las correspondencias cabalísticas

Cada persona vibra ante ciertos metales, árboles o piedras preciosas, y se encuentra vinculada con tal aspecto de la naturaleza.

Para cada uno de los arcanos mayores del Tarot de Marsella mencionaremos una piedra, un color, un animal, un metal, un árbol, y una región natural. Esto se tomará en consideración para el primero de los arcanos de la línea de la vida.

El perfume: Antes de dormir, podemos quemar un poco de esta esencia. Rápidamente sentiremos sus efectos benéficos. Debemos tratar de conseguir un agua o perfume lo más natural posible.

La piedra: Si nos encontramos fatigados y no disponemos de tiempo, nos sentaremos procurando guardar la mayor quietud posible, y tomaremos con la mano izquierda la piedra o el metal que nos corresponda. Pronto sentiremos un hormigueo, luego una sensación de calor en la mano que se extiende por todo el cuerpo. La energía de la piedra nos transmitirá vitalidad y nos ayudará a descansar. Si, por el contrario, debemos enfrentarnos a alguna prueba, como por ejemplo un examen o una gestión difícil, tomaremos la piedra en la mano derecha. La piedra nos permitirá una acción sostenida.

El color: No es necesario llevarlo encima, sino que basta con mirarlo. Su efecto será de tipo relajante o activante, de acuerdo con las necesidades del momento.

El animal: No se trata aquí de un fetiche, sino de algo que se vincula con nuestra evolución. Por ejemplo, el animal que corresponde al “colgado” es la serpiente. Como símbolo de sabiduría y conocimiento, ésta representa la corriente que circula desde la parte inferior de la columna vertebral, hasta la cabeza. Los hindúes y los tibetanos denominan a esta corriente Kundalini.

El árbol: Por medio de su contacto, nos recargaremos de una intensa energía. En los momentos de dificultad, conviene apoyar las palmas de ambas manos y respirar largo y profundo durante algunos minutos. Para algunos arcanos, no se indica un árbol sino una hierba, o alguna planta. Puede ser bebida en infusión, o inhalar sus vapores.

La región: Algunos países nos producen tranquilidad y nos revitalizan. Ello se debe a que, en cierta forma, son como una parte de nosotros mismos.

El mes: Los signos del zodiaco, para algunos arcanos se mencionan estas correspondencias, esto denota la existencia de una afinidad entre la persona y tal o cual época del año, en la que las energías le apoyan más activamente. Al llegar a la madurez, debemos comenzar a considerar la correspondencia del quinto arcanos de nuestra línea de la vida. Cuando su influencia se haga sentir experimentaremos su llamada dentro de nosotros.

Síguenos en la red!


          Facebook      Twitter

Fase solar y lunar

Aries
Sol en Aries
7 grados
Escorpión
Luna en Escorpión
24 grados
Gibosa Menguante
Gibosa Menguante
17 días

El Horóscopo

Horóscopo

Nuestros servicios de tarot